© 2010 JoyaBrava. Todos los derechos reservados.

 

  • Facebook - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco

Joya Brava es una asociación gremial sin fines de lucro, que reúne a más de 30 joyeros contemporáneos chilenos, los cuales trabajan la joyería como medio de expresión artística investigando y experimentando con materiales, conceptos y procesos.

EL ENCUENTRO

En abril del 2010 se realizó en Ciudad de México el simposio "Área Gris" (http://www.greyareasimposium.org/blog/) el cual convocó a joyeros de todo el mundo. Este masivo encuentro tuvo como objetivo analizar la joyería contemporánea latinoamericana, versus la europea. Durante cinco días se realizaron exposiciones, mesas redondas y ponencias en torno al rol, dirección, muerte y renacimiento de esta disciplina. Este evento contó con la   participación de al menos 15 joyeros chilenos independientes.
Fue en ese momento que se encontraron cuatro orfebres chilenas que tenían las mismas ganas de "formar algo". Pamela de la Fuente, Liliana Ojeda, Pía Walker y Massiel Muñoz estaban convencidas de que el rubro de la joyería artística en Chile, necesitaba unión para fortalecerse.



EL NACIMIENTO

Apenas volvieron de México, estas cuatro gestoras se juntaron semanalmente por un período de siete meses. Cuando se sintieron preparadas, dieron el primer paso: Entusiasmar con la idea a sus colegas más cercanos. En poco tiempo, lograron reunir una cantidad importante de joyeros convencidos con la idea de formar una asociación.

En Octubre de 2010, 34 joyeros se reunieron y fundaron ante notario a JoyaBrava, la primera asociación gremial de joyería contemporánea chilena.
"Esa noche, después de firmar, nos quedamos las cuatro celebrando en un bar de Bellavista, estábamos felices: nos sentíamos como recién paridas...", Liliana Ojeda.



EL NOMBRE

El nombre de la Asociación surgió en honor a la "cueca brava". No necesariamente por que sus gestoras sean cuequeras, sino más bien porque la Joyería en Chile ha sufrido una transformación similar a la del baile nacional. Es decir, ha vivido una renovación fuerte, contraponiéndose a la joyería tradicional. Se ha tomado espacios nuevos, integrando a creadores de otras disciplinas como diseñadores, arquitectos, sociólogos, artistas y teóricos.



GESTORAS

¿Quiénes son estas mujeres emprendedoras? Se trata de la Historiadora del Arte y Joyera Pamela de la Fuente, Directora de la Escuela de Joyería que lleva su nombre y conocida por su colección de joyas con chips de computador; la Artista Visual Liliana Ojeda, con estudios de Master en Inglaterra donde fue premiada por su trabajo experimental con la técnica de "electroforming"; Pía Walker, Diseñadora Industrial con especialización en joyería en Barcelona y conocida en Chile por su colección "Bandada" y Massiel Muñoz, Ingeniera Comercial, Artista Visual y Joyera, conocida por su marca "Atipika".
"El rubro de la joyería en Chile es bien cerrado, las personas dedicadas a esta disciplina, generalmente trabajan solas o en pequeños grupos. No comparten sus datos, ni sus creaciones por que no hay una tradición orientada a la investigación y la docencia en la cual se den espacios naturales para el intercambio de reflexiones", según Liliana Ojeda.


EL LANZAMIENTO

Un mes después de la fundación de JoyaBrava, se organizó el Lanzamiento de ésta en el Museo de Arte Contemporáneo. Asistieron alrededor de 150 personas y se invitó al maestro holandés Ruudt Peters, artista y joyero que se mostró sorprendido por la cantidad de socios que había reunido esta joven asociación. Un montaje efímero y rupturista de cajas de cartón agrupadas en dos filas en la parte central de la gran sala de exhibición, encantó a los visitantes. En ellas se exhibió una obra emblemática de cada socio de JoyaBrava.

1/3